jueves, 18 de diciembre de 2014

El aprendizaje de nuevas palabras es tan gratificante como el sexo

El aprendizaje de nuevas palabras es tan gratificante como el sexo


Investigadores de la Universidad de Barcelona publicaron sus hallazgos en los cuales revelan que ampliar tu vocabulario puede ser igualmente placentero como otras actividades gratificantes tales como el sexo, la comida o usar drogas.

Este equipo internacional de científicos ha descubierto que aprender el significado de nuevas palabras estimula los mismos circuitos de placer en el cerebro, tal como los hace el sexo, el juego, las drogas y la alimentación.

Esta es una noticia que ya sabíamos los amantes de la literatura, pero estos descubrimientos también ayudarán a los científicos a comprender cómo los humanos evolucionamos para desarrollar el lenguaje.

El autor principal Antoni Rodríguez Fornells, un biólogo de la Universidad de Barcelona, declaró esto al diario español La Vanguardia: "El objetivo del estudio fue averiguar en qué medida el aprendizaje de un idioma podría activar estos circuitos de placer y recompensa"

"Desde el punto de vista evolutivo, esta teoría es muy interesante, ya  que este tipo de mecanismo podría haber ayudado al lenguaje humano a desarrollarse."

Para hacer este estudio, se pidió a 36 participantes a tomar parte en dos simulaciones, juegos de azar y pruebas de aprendizaje de idiomas, donde se les enseñaban nuevas palabras.

Los investigadores monitorearon la actividad cerebral de ambos grupos utilizando imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI) mientras hacían esas actividades. Por lo general el lenguaje estimula la región cortical del lenguaje del cerebro, pero el estudio encontró que durante las dos actividades una región asociada al placer llamada el estriado ventral también fue estimulada.

Se sabe que el estriado ventral puede ser activado por una amplia gama de estímulos, incluyendo la comida, el sexo, las drogas y los juegos de azar. Curiosamente, se cree que este circuito de recompensa ha evolucionado mucho antes que la parte cortical del lenguaje del cerebro, por lo que podría darnos una idea de cómo los seres humanos aprendieron el lenguaje.

"El estudio pone en interrogante si el lenguaje sólo proviene de la evolución cortical o mecanismos estructurados y sugiere que las emociones pueden influir en los procesos de adquisición del lenguaje", dijo Fornells en el comunicado de prensa.

La investigación también mostró que las personas que tenían más conexiones neuronales entre las regiones lingüísticas del cerebro y el cuerpo estriado ventral, pudieron aprender más palabras que sus compañeros, lo que sugiere que cuando las nuevas palabras se asocian con el placer, somos capaces de recordarlas mejor. Esto derrumba el refrán popular de que "la letra con sangre entra" a menos que seas masoquista.

Investigaciones anteriores ya habían demostrado que el aprendizaje y el placer tienen un vínculo, pero este estudio es el primero en sugerir que podría ser uno de los factores que nos han ayudado a evolucionar para adquirir el lenguaje. Bueno eso confirma totalmente el placer erótico que tenemos quienes nos encanta el conocimiento y la lectura.

Referencias

http://www.sciencedaily.com/releases/2014/10/141024082546.htm
http://www.cell.com/current-biology/abstract/S0960-9822%2814%2901207-X

No hay comentarios:

Publicar un comentario